Protección de Quiebra de Capítulo 7 y Capítulo 13

 Ante una cantidad de deuda abrumadora y el acoso constante de los acreedores y cobradores, es fácil pensar que usted no tiene ninguna opción. Por virtud de derecho federal, nada podría estar más lejos de la verdad. La Ley de Quiebra (o bancarrota) federal provee a personas como usted la oportunidad de presentar una petición de quiebra con el fin de escudarse de los acosos de los cobradores y conseguir un nuevo y refrescante comienzo económico. Nuestro bufete legal cuenta con experiencia en quiebras en Puerto Rico y ofrece una consulta y evaluación inicial totalmente gratis para ayudarle en su nuevo comienzo financiero.

Dependiendo de si tiene casa o carros con atrasos en su pago, su opción pudiera estar en un plan de pago bajo Capítulo 13 de Quiebra, o mediante la descarga inmediata y liquidación de activos no exentos provista bajo Capítulo 7. Ambas opciones legales proveen para la eliminación de gran parte de su deuda no asegurada, es decir, aquella que no es hipotecaria ni asegurada con bienes como su carro o enseres del hogar. Para la deuda asegurada, el Capítulo 13 pudiera permitir reducir la deuda para que, por ejemplo, usted pague menos por su carro de lo que le debe actualmente al banco.

Capítulo 7

El objetivo primario de la Quiebra de Capítulo 7 es eliminar de inmediato su obligación legal por deudas no aseguradas, tales como las tarjetas de crédito, líneas de crédito, préstamos personales, facturas médicas y otras deudas sin garantía colateral. Después de una quiebra de Capítulo 7 acertada, el deudor no tendrá ninguna responsabilidad por las deudas declaradas y descargadas, usualmente en unos pocos meses después de la radicación del caso. Sin embargo, en Capítulo 7, usted generalmente tiene que pagar de inmediato cualquier atraso al acreedor asegurado (de la casa o el carro, por ejemplo), llegar a un acuerdo con dichos acreedores, o arriesgarse a que le ejecuten dicho bien. Esta es una de las limitaciones de Capítulo 7 y por la cual muchos consumidores optan por presentar una quiebra de plan de pago bajo Capítulo 13.

Debido a que, bajo Capítulo 7, el Síndico tiene derecho a vender propiedades que no tengan deuda y que excedan de ciertos límites en valor, en ciertas circunstancias, resulta de mayor provecho la protección de Capítulo 13.

Capítulo 13

La Quiebra de Capítulo 13 tiene como objetivo repagar atrasos en los préstamos que gravan sus bienes esenciales tales como la casa y los carros, y otras deudas prioritarias como las pensiones alimenticias y los impuestos, a la vez que le ofrece un descargo y eliminación total de sus deudas no aseguradas, tales como las tarjetas de crédito y los préstamos personales. Para ello, se propone y aprueba un Plan de Pago, a tono con sus gastos de vida necesarios y los límites de su ingreso. Distinto a un plan de pago que usted pueda negociar con algún acreedor fuera de quiebra, los acreedores no pueden rechazar un plan de pago propuesto por usted dentro de un procedimiento de quiebra, siempre y cuando el plan cumpla con los requisitos legales. Es por eso que un plan de pago fuera de quiebra generalmente no tendrá la flexibilidad económica, ni fuerza legal que tiene un plan de pago de Capítulo 13 de Quiebra.

En Capítulo 13, usted tiene derecho a pagar los atrasos de los préstamos sobre su casa, carros y otros bienes esenciales mediante un plan de pago conveniente de 3 a 5 años. Por lo tanto, dichos acreedores se verán impedidos de ejecutarle esos bienes y si ya se presentó cualquier demanda de ejecución, la misma quedará inmediatamente paralizada, pudiendo usted curar la deficiencia mediante su plan de pago de quiebra de Capítulo 13.