La Protección De Quiebra de Capítulo 13 Puede Deshacer La Segunda Hipoteca Sobre Mi Casa

Si usted es dueño de casa que tiene una segunda hipoteca, hoy día usted muy posiblemente tiene la oportunidad de eliminar la misma mediante las disposiciones del Capítulo 13 de la Ley de Quiebra. Ello pues, tras el derrumbamiento económico del 2008, el valor de su propiedad en Puerto Rico muy probablemente sea menor al que tenía cuando usted recibió el préstamo hipotecario. Según reconoce el periódico El Nuevo Día, los valores de las propiedades residenciales y de inversión en Puerto Rico han decaído un promedio de 25%, por lo que una propiedad que hace 2 años valía $200,000, hoy probablemente ha decaído hasta $150,000.

Aunque dicha devaluación afecta primordialmente a los dueños de casas quienes perdieron considerable “equity” de sus casas, los dueños de casas no están sin remedio ante la situación de que todavía el banco les sigue cobrando primeras y segundas hipotecas en exceso del valor que hoy día tienen sus propiedades. En lo que se refiere a propiedades que constituyen el hogar de un deudor, la Sección 1322 del Capítulo 13 de la Ley de Quiebra provee una poderosísima herramienta para evitar que usted tenga que pagar segundas hipotecas de propiedades considerablemente devaluadas.

A manera de ejemplo: Supongamos que un deudor compró su casa en Puerto Rico por $160,000 a principios del año 2004. La compró con mediante un préstamo hipotecario, garantizado por una hipoteca de $160,000. Debido a que para el año 2007, la propiedad había incrementado en valor a $200,000, el deudor tomó un segundo préstamo hipotecario de $40,000 para mejoras del hogar, invertir en un negocio, o hasta para recibir dinero en efectivo (“cash-out”). Debido a la devaluación de la propiedad en un 25% sufrida en los últimos 2 años, la propiedad solo vale ahora $150,000, pero el deudor sigue debiendo la primera hipoteca de $160,000 y la segunda de $40,000. En Capítulo 13 de Quiebra, usted puede evadir (“avoid”) y en efecto deshacer la segunda hipoteca de su residencia personal. Dado que usted tiene una propiedad que solo vale $150,000, la primera hipoteca de $160,000 ocupa todo el valor de su casa (-$10,000) y la segunda hipoteca simplemente se puede tratar y eliminar como si fuera un mero préstamo personal o una tarjeta de crédito.

El Capítulo 13 no solo puede eliminar segundas hipotecas, pero también puede eliminar una hipoteca con pago englobado (“balloon payment”) que venza durante la vida del plan de Capítulo 13, hipotecas que también graven otras propiedades y bienes personales, y reducir y eliminar primeras y segundas hipotecas sobre propiedades comerciales.

Así que si usted ha pensado que quiere entregar su casa u otra propiedad porque ya no vale lo que usted tiene que pagar por ella, debiera reconsiderar dicha decisión y hablar con un abogado conocedor de Capítulo 13 para que le explique sobre sus derechos. Usted podría deshacer esa segunda hipoteca y quedarse pagando la casa con un pago mensual mucho más cómodo, eliminando para siempre su obligación de pagar esa insoportable segunda hipoteca.

El Lcdo. Carlos Alsina le ofrece una consulta y evaluación gratuita de su caso, sin compromiso alguno, y de manera estrictamente confidencial. Para una cita de inmediato, puede llamarnos al (787) 781-1882, (787) 615-8733 o escribirnos directamente a calsina@prquiebra.com.

This entry was posted in Servicios de Quiebra and tagged , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply